924 0

¿Planeas pasar el día de San Valentín de una manera especial con tu pareja? ¿A los dos os gusta pasear en bicicleta? Pues este post es para vosotros (o para ti, si lo que quieres es dar una sorpresa a tu media naranja).

Como la idea es no hacer muchos kilómetros sino simplemente dar un paseo que termine con una buena cena y vuelta a casa para terminar el día, estas sugerencias son de zonas tranquilas, donde si vemos una pendiente, mejor bajar los dos de la bici y subir paseando, que para entrenar tenemos el resto del año.

1.- Parque del Oeste

Para llegar hasta aquí, yo cogería Cercanías hasta la estación de Príncipe Pío, bajaría por la Av. de Valladolid para evitar la tremenda cuesta de San Vicente y así empezar esta “mini ruta” por la Senda del Rey, entonces cruzamos las vías por la pasarela que cruza al corazón del Parque del Oeste, hacia el cine de verano “La Bombilla”. Aquí tenemos varias opciones, si seguimos dirección norte el parque tiene cuestas más pronunciadas, lo cual no es recomendable, pero hacia el sudeste (nada más cruzar la pasarela a la derecha) podemos dirigir nuestras pedaladas hacia la rosaleda. Ideal para ver cuando todavía hay sol

A continuación podemos seguir hacia el Templo de Debod, para desde allí ver la impresionante puesta de sol. Y como ya se ha hecho de noche, volvemos nuestros pasos hacia la Rosaleda, subimos (dirección Norte) hacia el Paseo del Pintor Rosales donde tenemos una buena oferta gastronómica para cenar en pareja. Desde sitios económicos como La Creperie, hasta restaurante de cocina de autor, pasando por los típicos bares españoles y sitios más curiosos de tapas. Candamos nuestras bicis y a disfrutar de la cena. ¿Y para volver a casa? Podemos optar por coger el metro (desde las 21:00 hasta el fin del servicio podemos ya que el 14 es jueves, no tendríamos problema si vamos en fin de semana) o por volver a Príncipe Pío a coger el tren.

Parque del Oeste en Wikipedia

2.- La Latina

La Latina es uno de los barrios con más encanto de la capital. Lo que os proponemos sería  llegar en Cercanías hasta Sol, bajar por Arenal hasta la Plaza de Oriente, para salir hacia el Sur por la Calle Bailén y continuar hasta Las Vistillas, nada más pasar el puente de Segovia a la derecha. Este parque es un mirador a la Ronda de Segovia, pequeño pero con encanto y desde el que podemos ver toda la Casa de Campo y la zona Suroeste de la capital. Después volvemos a Bailén, la cruzamos, y subimos por cualquier callecita que se interne en el barrio de La Latina. Toda esta zona es peatonal, y además con mucho desnivel, por lo que hay que tomárselo con calma y recorrerlo tranquilamente. Una vez en Latina, buscamos la Plaza de la Paja y a través de una pequeña reja que encontraremos hacia la Calle Segovia podemos entrar en el Jardín del Príncipe de Anglona. Evidentemente es un Jardín tan pequeño que no podemos recorrerlo en bicicleta, pero es uno de esos grandes desconocidos para los madrileños donde relajarnos y disfrutar de un rato agradable en buena compañía.

Después de visto el Jardín, si vamos por la tarde, después podemos aprovechar y recorrer los sitios de tapas de Latina. Delic, La Musa de Latina, Anglona… Tapeo, o directamente cenar y para volver, como antes, o bien en Metro, o haciendo el recorrido de ida a la inversa hasta Sol para coger el Cercanías.

Este recorrido apenas tiene unos 5 km entre ida y vuelta. Así que se puede ir prontito y aprovechar para visitar más sitios o hacer esta ruta que os proponíamos la semana pasada a la inversa (empezando por El parque del Retiro).

Jardines de las Vistillas en Wikipedia

Jardín del príncipe de Anglona en Wikipedia

3.- Jardín Botánico y Retiro

Empezando por uno o por otro, están tan cerca que en cualquiera de los dos casos, lo más recomendable es ir hasta Atocha con la bici. El Jardín botánico abre sus puertas a las 10:00, tiene un precio de solo 3 euros y mi recomendación es ir por la mañana, con buen sol, para disfrutar de los colores de plantas y flores. Y el Parque del Retiro es un sitio donde podemos pasar un buen rato dando paseos en bici en pleno centro de Madrid. Si planeamos terminar con comida (o cena) lo mejor es cruzar el Paseo del Prado hacia el Barrio de Las Letras.

Jardines de El Retiro en Wikipedia

Jardín botánico de Madrid en Wikipedia

4.- Parque de El Capricho

En plena Alameda de Osuna está este rincón al que podemos llegar desde el Carril Bici, en el punto en el que cruza la Avenida de Logroño, salimos del carril para coger dirección noreste por esta Avenida y en apenas 100 metros habremos llegado. Muy cerquita también nos encontramos con el Juan Carlos I, que también podemos recorrer en bici, por eso de hacer un poco más largo el recorrido si nos vemos con ganas. Ninguno de los dos tiene desniveles importantes, ni son grandes distancias, así que podemos recorrerlos sin esfuerzo.

En su interior un montón de rincones que disfrutar, paseo en bici tranquilo, para terminar tomando algo en “El Camping” un sitio con buen ambiente y donde podemos entretenernos hasta tarde. ¿Y entonces como volvemos? A unos minutos hacia el sur del Parque de El Capricho podemos coger el metro, así que tampoco nos podemos dejar llevar hasta más tarde de la 1 de la mañana si queremos volver en transporte público.

Recordad que hay que llevar candados, para cuando dejemos las bicis volverlas a encontrar, ir provistos de luces y reflectantes en la mochila y poco más, ganas de estar con vuestra pareja compartiendo vuestro hobby favorito (si es el caso).

Parque de El Capricho en Wikipedia

Fotos: ComoyoDSG (portada), Wikimedia y Viendomadrid.com

In this article

Join the Conversation