Descansa de dar pedales un poco

Estos días de frío y viento es probable que te de pereza coger la bici, y la verdad es que deberías. Y os lo digo yo, que hago lo imposible por salir todos los días y que tengo rodillo en casa para cuando no tengo otra opción. Pero siempre hay un día que me tomo como libre. Y es que el descanso es tan importante como pedalear, tanto por motivos físicos como psicológicos.

Por motivos físicos porque en la bici no ejercitamos nada más que la parte inferior de nuestro cuerpo, por eso si utilizamos la bicicleta para mantenernos en forma es ideal de vez en cuando cambiar de deporte y ejercitar el resto del cuerpo:

  • Natación
    El deporte más completo, menos agresivo para nuestras articulaciones y que más va a estirar nuestro fondo.
  • Fútbol
    Los cambios de ritmo, agilidad y reflejos que no ejercitamos de ninguna manera sobre la bici.
  • Running
    Corriendo trabaja todo nuestro cuerpo, pero cuidado porque también se resiente más nuestras rodillas.
  • En el gimnasio
    Yo no soy amigo de hacer pesas, pero si pedimos al monitor series largas con poco peso, centradas en los músculos del tronco, y nos sentamos en alguna máquina de remo, estaremos aportando justo lo que no aportamos dando pedales.

Y en cuanto a las horas de sueño y como aprovecharlas:

  • No cojas la bici si solo has dormido 4 horas.
    Está claro que la recomendación es dormir 8 horas al día, pero si por el motivo que sea algún día hemos tenido que trasnochar, debemos dejar la bici aparcada para otro momento (o salir exclusivamente a dar un paseo). Los expertos dicen que el ejercicio sube nuestra temperatura corporal y provocan un bajón en la melatonina, responsable del sueño, y que el ideal de descanso está entre 7 y 9 horas, justo lo que necesita nuestro cuerpo para cumplir todas las fases de recuperación.
  • Mantén una rutina
    El funcionamiento del cuerpo, cuanto más parecido al de un reloj mejor. Probablemente notes más cuando esa rutina se rompa por motivos ajenos a ti, pero también tu cuerpo estará mejor preparado para afrontar esos cambios.
  • Aprovecha la oscuridad
    La oscuridad favorece la generación de melatonina, por tanto si estamos intentando dormir, lo mejor es apagar televisión, ordenador, tablet, iphone… Y que no permanezca encendido toda la noche. Si os gusta dormir con la tele encendida (es mi caso) es buena idea configurar el temporizador para que se apague sola a la hora de acostarnos.
  • Ojo a la temperatura
    Los expertos también recomiendan mantener la temperatura entre 18 y 23 grados. Cualquier aumento de temperatura y nuestro cuerpo pensará que es hora de despertarse. Es parte del ciclo biológico acostumbrado a la noche (fría) y el día (más cálido).
  • Controla la cafeína
    Hay quienes ven un montón de ventajas en la cafeína. Al fin y al cabo es un estimulante. Pero los expertos también aconsejan no tomar nada con cafeína a partir de las 2 de la tarde porque al parecer permanece en nuestro cuerpo de 8 a 10 horas. Y limitar la cantidad diaria a 250 gramos.
  • Intenta no beber alcohol antes de ir a dormir
    El alcohol ayuda al cuerpo a mantenerse en las fases de sueño ligero, pero entonces no facilita el pasar al sueño profundo. Toma tu última cerveza, vino o copa tres horas antes de irte a dormir, que es lo que tarda el cuerpo en eliminar la cantidad de una consumición.
  • Los beneficios de la siesta
    Es nuestra tradición y tenemos que cultivarla. Una siesta de máximo 30 minutos te ayudará a recuperar las horas de sueño de la noche. Si además coges la costumbre de echarte la siesta a una misma hora, tu cuerpo la esperará y se acostumbrará a loso beneficios de este descanso. Pero ojo, más de 30 minutos de siesta harán que te despiertes “grogui”.
  • Atención a los medicamentos
    Hay medicamentos comunes, como el ibuprofeno, que reducen la cantidad de melatonina en el cuerpo. Si tenemos problemas para dormir, o queremos asegurarnos de dormir bien, siempre debemos preguntar al médico por lo que nos receta y en caso de necesitarlo, pedir alternativas que no alteren el sueño.

Bueno, pues estos son unos consejos extraídos de diferentes sitios, consejos muy “de andar por casa” para tener en cuenta y que siempre es recomendable, si queremos tomarnos la vida saludable en serio, pedir consejo a especialistas (fisioterapeutas y preparadores físicos para el tema del ejercicio, médicos y nutricionistas…).

Escrito por
bigsome@gmail.com
Ver todos sus artículos
Responder

Escrito por bigsome@gmail.com