BRT Bikes HI-19

El pasado fin de semana pudimos probar esta espectacular bicicleta de triatlón, de las que coloquialmente se conocen como “cabras” por los cuernos que llevan acopladas al manillar para ganar en aerodinámica en estas pruebas de resistencia.

Como es la primera vez que tenía ocasión de montar en una bici de estas, no compito en triatlones, y además, tengo una corta experiencia en ciclismo de carretera como ejercicio físico, creo que lo más justo es enfocar este test desde dos puntos de vista: uno personal y otro lo más técnico posible.

En lo personal la comparación sin experiencia previa se hace muy dificil. Con esto quiero decir que sin haber probado algún otro modelo de cualquier otra marca, no tenía referencias nada más que de los tiempos que registro con mi bicicleta habitual de carretera, y aquí hay dos diferencias muy importantes. La primera es lo acostumbrado que estoy a la postura más cómoda de mi bicicleta de carretera, y la segunda el desarrollo compact (50-34) en comparación con el desarrollo de competición (53-39). La postura pensaba que podía salvarla en cierto modo dado que en mis desplazamientos habituales utilizo una bicicleta clásica, y esos dos-tres centímetros de diferencia con el manillar más rebajado, a priori no me parecían muy duros. Y en cuanto al desarrollo, tenía serias dudas, sobretodo en las subidas, de poder moverlo con una cadencia aceptable. Por otro lado estaba el tema de la estabilidad y giros “acoplado” en la postura aerodinámica.

Elegí el carril bici de Colmenar y una ruta sin grandes puertos, rodeando el embalse de Santillana, algo menos de 90 km en total, en compañía de otros dos ciclistas de la grupeta que solemos juntarnos los viernes. En un primer momento noté lo “duro” del desarrollo. Mover esos 53 dientes no iba a ser nada fácil, incluso en llano suponía ir apretando en cada pedalada para conseguir el máximo rendimiento, que eso si, supera en 8 o 9 km/h la velocidad que habitualmente alcanzo. Por eso en llano me “escapaba” de mis compañeros, y después les esperaba un poco. Lanzando una serie de sprints en terreno llano al inicio pensé que a la vuelta, apretando al máximo, iba a ser muy dificil seguirme el ritmo, pero claro, la realidad es bien distinta. A la vuelta había consumido todas mis fuerzas, y en los últimos 10 km noté esa pequeña diferencia en la postura. Si un corredor de triatlón debe hacer al menos el 70% de sus salidas en bici con la “cabra” para acostumbrarse, y en cogerle el punto a una bici de este tipo tardas al menos 6 meses, yo tenía la partida perdida desde el primer minuto. Eso si, ponerse a 46 km/h en terreno favorable sin dar pedales (-1 ó -2%) y apretando un poquito llegar a los 55 km/h, me daba una pista del verdadero potencial de esta bicicleta para un triatleta, con su preparación específica y la capacidad de mover con una cadencia óptima el desarrollo.

Desde un punto de vista más técnico, lo primero que me llamó la atención tanto a mi como a mis compañeros de pedaladas fue el diseño. Ángulos agresivos, el terminado sin pintar del Carbono UD (lo mejor en carbono), la pipa de la horquilla con la parte delantera en punta y la inserción de la rueda en el cuadro le dan un aspecto bastante “fiero”, mientras por otro lado, el enorme bloque de la caja del pedalier le confiere una solidez importante al conjunto. Tanto vista desde atrás, como por las sensaciones al cruzar baches, grietas y otros desperfectos, puedo afirmar que además de resistencia cuenta con muy buena absorción. Y el hecho de que más de un ciclista se fijase en el cuadro y en la marca cuando nos cruzamos (esa mirada inclinando un poco la cabeza y siguiendo la bicicleta como pensando “¿y esta bici? ¿BRT?”) es un buen indicativo para afirmar que el diseño de esta bicicleta está muy logrado.

Esta HI-19 puede competir perfectamente con las bicicletas de triatlón de gama media-alta de cualquier marca, su geometría y aerodinámica no tiene nada que envidiar a ninguna, sin embargo, el hecho de que la venta sea por canal directo, bajo pedido y con todas las opciones configurables a partir de horquilla y cuadro, si que puede provocar celos en el resto. Y es que el precio final no tiene nada que ver. Y en cuanto a garantía desde BRT nos aseguran que están completamente cubiertos. Cuentan con un taller específico en Madrid, y ese trato directo en la venta te va a hacer mucho más fácil solucionar cualquier problema que encuentres.

Mi recomendación particular a todos aquellos que se están iniciando en el triatlón y están pensando en adquirir una bicicleta de este tipo es que comparen y valoren la inversión que van a realizar. Desde 1800€, con grupo Shimano 105, tienes bicicleta para mucho tiempo. Incluso, puedes conseguirla por sólo 5€ gracias a la colaboración con la Asociación Española del Síndrome de Williams, mediante la cual, sortearan la misma bicicleta que probamos entre todos aquellos que realicen una donación por por dicha cantidad. El sorteo se realizará durante la feria Expobike el 15 de septiembre 2013.

Más información:

Escrito por
bigsome@gmail.com
Ver todos sus artículos
Responder

Escrito por bigsome@gmail.com