774 1

El otro día nos despertamos con un anuncio inesperado. No era oficial, era una nota de prensa, algo anunciado a periodistas probablemente para pulsar la opinión de los “afectados”. Y el titular el siguiente: Madrid cerrará su centro al tráfico.

Ante este titular, si uno no se leía la noticia completa, parecería que se iba a acabar el cruzar la Gran Vía en coche, o algo similar, y viendo el mapa que acompañaba la noticia, podríamos decir que moverse por el centro en bicicleta iba a empezar a ser una gozada.

Pero leyendo con más atención la noticia, es cuando nos dimos cuenta de que era una propuesta más que un proyecto. Que la idea es convertir en APR (Áreas de Prioridad Residencial) más barrios además de los que ya lo son (Embajadores y Barrio de Las Letras). Pero claro, observando la leyenda, nos damos cuenta que en las llamadas “arterias principales” sí estaría permitido el tráfico. Que se sancionaría a aquellos vehículos de no residentes que circularan por estas calles sin intención de ir a aparcar a alguno de los Parking en el interior de esta zona. Es decir, que cerrar al tráfico más bien poco.

Pero bueno, no todo iban a ser noticias descafeinadas y es que además se quiere ampliar estos APR a Malasaña y Chueca. Y que nuestra alcaldesa no electa estaba en negociación con vecinos y comerciantes de estas dos zonas. A lo que surgió alguna voz crítica (Manu Campa en facebook). Si algo hemos defendido los que montamos en bici para ir a trabajar, es el buen impacto para los comercios de peatonalizar una calle. Al haber menos tráfico rodado y más tráfico de paseantes, se ven más los escaparates, se entra más en las tiendas, y eso repercute en mayores ingresos. ¿Es una “faena” para los que viven o trabajan en la zona? Puede ser. No vivo allí, trabajo entre casa y varios clientes (lo que tiene ser autónomo), pero si reconozco que si tienes coche es un engorro, por regla general, vivir en el centro. Por eso vivo a las afueras. Quiero decir que vivir en la zona centro es una elección personal y que probablemente esa elección se haga no precisamente por el uso del coche.

En cuanto a Botella. Sorprende, y mucho, el meterse en estos “jardines” cuando el año que viene no se va a presentar a alcaldesa de Madrid. Y por algo al instante salió nuestro queridísimo presidente (también no electo), Ignacio González, a decir que en principio prohibir no le parecía bien. Según lo que sea prohibir para él, porque cuando se ha acotado el derecho a manifestación no ha salido a decir lo mismo. El caso es que parece que Botella, recuperando este “proyecto” que lleva años circulando por la órbita del Ayuntamiento va a poner en práctica eso de “para lo que llevo en el convento, me meo dentro”.

No se si en Enero de 2015 empezaremos a ver estos cambios, si con las elecciones municipales a la vista lo hará suyo el próximo candidato del Partido Popular, o bien desde el PSOE envidarán a grande y propondrán algo todavía más grande… O simplemente juegan al despiste para torear la multa millonaria que se prepara desde Bruselas por los elevadísimos índices de contaminación que tenemos en la capital.

Una muy interesante reflexión, también acerca de este tema, la de Pedro Bravo en su blog “Desde mi bici”

¿Qué opináis? ¿Se debe cerrar al tráfico el centro? ¿De esta manera?

In this article

Join the Conversation

Ir a la barra de herramientas