1124 0
1124 0

Con motivo de la proyección del documental “Bikes vs Cars”, Urban TV y Pedalibre llevan de ruta ciclista por Madrid a su director, Fredrick Gertten. Crónica de @deteibols.

Fredrik no pudo “elegir” un día mejor para la segunda proyección (*) del documental “Bikes vs Cars” en La Casa Encendida. Una mañana maravillosa para pedalear por la capital nos trajo una tarde sobrecargada de contaminación y la activación del denominado escenario 1 del Protocolo por Alta Contaminación, por primera vez desde que gobierna Manuela Carmena. Las bicicletas contra el insostenible dominio de los coches, cada vez más necesarias “para cambiar el mundo”.

maxresdefault

Acudimos a la llamada de Pedalibre y de Urban TV una docena de ciclistas urbanos, -los de siempre, alguno nuevo, dos periodistas y una mamá con su precioso bebé- ,con la intención de mostrarle la infraestructura ciclista de la capital y algún que otro punto conflictivo. Dado lo interesante de la convocatoria y la agradable temperatura, echamos de menos a ciclistas más jóvenes, a gente de un ayuntamiento tan, teóricamente, sensibilizado con la bicicleta y a los miembros de las plataformas ciclistas urbanas habituales. Ya sé que hay muchas convocatorias, pero no tantos directores de cine que hagan películas de bicicletas y que estén dispuestos a defender el aire de nuestra ciudad. Por cierto, acabó confesando que había notado la contaminación en sus pulmones.

El sueco, residente en Malmö, saltó al ruedo con unos pantalones vaqueros, unas zapatillas y una chaqueta que le duró lo que tardó en probar la suspensión de la bici que la organización del festival le había alquilado en Rutas Pangea. A lo largo de todo el recorrido demostró una serenidad a prueba de atascos,supongo que adquirida después de pedalear por las calles de medio mundo, y un buen dominio de la bicicleta. Uno más.

La ruta planificada por Pedalibre, de unos doce kilómetros, se desarrolló sin incidentes. Transcurrió principalmente por ciclocarriles-30 en dirección a la plaza de Colón, subió por la calle Hermosilla hasta el Retiro, previo vía crucis por la acera-bici de O´Donnell. Después de “reflexionar” con unos refrescos de por medio frente al paseo de Coches, tomamos ese experimento denominado Eje Mayor-Alcalá. Luego, atravesamos las plazas de Ópera, la Mayor, la de Tirso de Molina y acabamos llegando al punto de partida, atravesando por el Reina Sofía. Al final, entre unas cosas y otras, llegamos solo cinco.

IMG_20151111_125314
Reflexionando en el Retiro

A lo largo de todo el recorrido Fredrick se mantuvo muy observante con las circunstancias del tráfico, y zigzagueó sin reparos entre los autobuses. Se mostró respetuoso con el grupo y no demostró en ningún momento miedo, aunque todo parecía indicar que, lo que veía, no le gustaba. En el coloquio posterior al documental llegó a afirmar que Madrid no estaba ni “entre las cien -puede que quisiera decir diez…- primeras” ciudades ciclistas y que Barcelona estaba “mucho mejor”. Mantuvo conversaciones en un muy aceptable castellano y en inglés con todos nosotros y, como no, nosotros mantuvimos discusiones con nosotros mismos acerca del modelo de integración ciclista que debía imperar en nuestra ciudad. Y lo que nos queda, si tenemos en cuenta la alarmante incertidumbre, con los coches y con las bicicletas, a que nos tienen sometidos, también, estas autoridades.

DSC03108
Coloquio en el auditorio de La Casa Encendida, tras la proyección

Desde un primer momento, y en función de las experiencias que había ido observando en otras ciudades, y que volvió a comentar por la tarde con motivo de la proyección, Fredick destacó la importancia de las decisiones políticas, firmes y urgentes, frente a los procesos evolutivos y de cambio de mentalidad que yo mismo suelo defender. Y destacó que esas decisiones ya habían dado sus frutos en ciudades como Sao Paulo, que había aumentado considerablemente el número de vías ciclistas con posterioridad a la grabación del documental. En general, le notamos más partidario de la construcción de vías segregadas, a sus ojos, más seguras, y se sorprendió de que en Madrid no se quitara más espacio al coche, tanto de circulación como de aparcamiento, en avenidas tan anchas, para construirlas.

Al salir del Retiro se puso la chaqueta y se le notó un bajoncillo. Así que algunos de mis colegas no tuvieron más remedio que llevarle por Madrid-Río para recuperar fuerzas. Lamento haberme perdido la sobremesa y no poder contároslo.

Un tío majo, un documental excelente con una música excepcional (Florencia Di Concilio) y unas aportaciones que, aunque no comparto en buena medida, me hacen mejor ciclista urbano.

Escucha el saludo que manda a todos los seguidores de http://madridenbicicleta.es/

https://youtu.be/aT01BWJRWzs

(*) El documental se estrenó en Madrid en la cineteca del Matadero el pasado 10 de junio.

In this article

Join the Conversation

Ir a la barra de herramientas