1638 0
1638 0

Charlamos con el portavoz de Movilidad del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Madrid, Borja Carabante, acerca de la bicicleta, de los coches y de la contaminación, asuntos en los que chocan con Ahora Madrid. Le digo de dónde viene mi bici y hacía dónde quiere ir. Nos tuteamos. Y después de darle un repasazo con lo mal que lo han hecho con Álvarez del Manzano y con el segregador Plan (*) de Ruíz-Gallardón, me entero de que es yerno del primero y que, además, somos casi vecinos. Espero haberme redimido con mi devoción por la BiciMAD de Anabé

Borja fue Viceconsejero de Transportes y no es un hombre de bici. Ahora, usa la BiciMAD y los ciclocarriles para desplazarse. “Gracias a estas bicicletas de pedalada asistida”, asegura, “uno se da cuenta de que no es peligroso circular por el centro”, y destaca “la visibilidad” que han proporcionado. Borja es un converso que tiene ganas de ponerse al día, de esos que cuando va en coche ya ve al ciclista “con otra perspectiva”. Supera, con un siete (por el centro del carril y timbre, hombre), el examen de Ordenanza, sección bici, aunque le noto un poco lento en un mundillo que se mueve a velocidad de tuit.

Bici: “Seguridad e infraestructuras”

Opina el portavoz, que el principal problema del ciclista urbano es, nada sorprendente, “la seguridad”. Y aunque está convencido de que los ciclocarriles son “adecuados” en la zona centro, dónde la velocidad de circulación es menor y la bici “competitiva”, en los grandes y veloces ejes estructurales, se muestra partidario, aunque “no dogmático”, de la segregación “suave” mediante carriles bici. Ni se mencionan las reductoras ciudades-30: “Seguridad e infraestructuras”, a modo de programa electoral. Y no le importa reconocer que está “de acuerdo” con la propuesta de realizar más de treinta itinerarios ciclistas anunciada por el equipo de Manuela Carmena. Y más, si por él fuera, “como continuación” del PDMC que concluye en este 2016. Unidos, ya veis, populares e impopulares, por los carriles.

Pero hay mucho más. La propuesta del Partido Popular para integrar la bicicleta en Madrid es contundente, y, aquí, coincidimos. Se basa en la extensión del servicio de bicicleta pública (“BiciMAD, o no; Bonopark, o no”) a todos los distritos y con una gran “capilaridad” entre las bases. En este sentido, se queja de que el Ayuntamiento este “posponiendo” la expansión con “la excusa” del incumplimiento del contrato de la concesionaria. “Hay que desbloquearlo. No hay que retrasarlo más”, reclama. Y no sólo eso. Quiere que el servicio esté integrado en la TTP, que forme parte, “como un medio de transporte más”, de la movilidad sostenible y que esté presente en los intercambiadores y en las estaciones. Intermodalidad a tope.

0001
Foto:A. C.

Coche: No prohibir.

Y a partir de aquí, se acabó el carrileo con Ahora Madrid, y diferimos. “El madrileño tiene que tener la posibilidad de elegir el medio de transporte. Los vehículos (a motor) no entran a la ciudad para molestar, sino porque lo necesitan. Se trata de ofrecer alternativas, no de prohibir”, sostiene con gran naturalidad Carabante.Sus propuestas: Mejorar el transporte público, bicicleta pública intermodal, aparcamientos disuasorios entre M-30 y M-40 y ampliar los Bus-VAO, entre otras. Por si quedaba alguna duda: “Estamos en contra de una restricción sistemática del espacio de circulación del coche” ó “ya se le ha retirado suficiente con las APR”. La restricción debe producirse, en opinión del popular, por criterios de “residencia”, y no tiene por qué haber “otros criterios”. Y, entonces, ¿qué pasa con la contaminación?

Sus propuestas para acabar con la pertinaz boina pasan por la renovación de la flota de la EMT, por ayudar a los taxistas para que cambien los vehículos contaminantes o por mejorar la logística del transporte de mercancías en la zona centro, entre otras. En cuanto al nuevo Protocolo de Calidad de Aire, activado por primera vez en noviembre pasado, Carabante no duda en aplaudir las mejoras realizadas, pero está en contra de la rebaja de los niveles de preaviso porque estima que, los que había, eran “los adecuados”.

Coches, bicis, transporte público…interesante charla acerca de la sostenibilidad de la Movilidad. Extraña sensación esa de comprobar que la integración de la bicicleta como medio de transporte en esta maravillosa ciudad no entiende de política, sino de políticas. Seguiremos exprimiendo lo mejor de cada casa y poniéndolo al alcance del pelotón urbano. Par toutatis et…

…por@deteibols

(*)PDMC. Plan Director de la Movilidad Ciclista (2008-2016).

Fotos: A.C.

In this article

Join the Conversation

Ir a la barra de herramientas