8865 3
8865 3

Por iniciativa de la Plataforma Salvemos la Casa de Campo y con el apoyo de Área de Gobierno de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, se acaba de editar una “Guía del buen uso y disfrute de la bicicleta” en este emblemático parque de la capital. La Guía, que ha sido presentada esta mañana, pretende “mejorar la convivencia” entre los ciclistas y demás usuarios de este “Sitio Histórico” y protegerlo de los “graves efectos erosivos” que producen determinadas prácticas deportivas ciclistas como el bicicross, el rally o el descenso, que no están permitidas. A continuación, los detalles.

Relación de convivencia

“No despreciamos el deporte. No estamos en contra de la bicicleta”, explica Luis de Vicente, portavoz de la Plataforma, pero “queremos que la Casa de Campo sea un lugar de paseo, no de entrenamiento o de competición para segregar adrenalina”, concluye. Con esa intención y la de regular esta serie de “usos crecientes que deterioran el medio ambiente del parque”, nace esta “guía de buenas prácticas”, que pone en valor el patrimonio histórico y excepcional de este Bien de Interés Cultural al alcance de todos los madrileños.

B
Luis de Vicente, portavoz de la Plataforma Salvemos la Casa de Campo, explicando las nuevas normas en el plano.

La Plataforma, surgida en 1991, recuerda en Nota de Prensa que no logró hasta julio de 2007 que los coches dejaran de circular por los principales viales del parque (*), y plantea cierta similitud entre la relación “agresiva” que se producía entonces entre el coche y peatones y ciclistas, y la “no deseada y poco amigable” que se produce en la actualidad entre los dos últimos.

¤

“Que nadie entienda que se va en contra de la bici, queremos convivencia”, vuelve a insistir, Juan García, otro portavoz de la Plataforma. En su opinión, dos eran los principales problemas que resultaba necesario regular. El primero de ellos, el deterioro medioambiental que producen las MTB circulando por senderos o campo a través. “La compactación y la pérdida de suelo afecta a la vegetación y, por tanto, a la conservación de la biodiversidad de la Casa de Campo”, se detalla en la Guía. El segundo, la excesiva velocidad de circulación de muchas bicicletas que pone en situaciones de riesgo a otros usuarios del parque más débiles. “Moderar nuestra velocidad”, indica además la Guía, “nos permitirá percibir y disfrutar más del entorno natural en nuestro paseo en bici y evitará molestias a los paseantes”.

Las medidas

Carlos Corral, subdirector general de Planificación de Movilidad Sostenible del Ayuntamiento de Madrid explica algunos detalles de esta nueva regulación que pretende “hacer compatible el uso de la bicicleta con todo el mundo y proteger a los más débiles”. En cuanto a la nueva limitación de la velocidad a 20km/h, Corral “asume la responsabilidad” de haberla marcado y de que esta medida vaya a ser objeto de “muchas críticas”. “Hasta 30km/h, sería tolerable”, acaba reconociendo. En cuanto a la manera de controlarla por parte de la Sección Ciclista de la Unidad de Medio Ambiente, Corral indica que se trataría más bien de “romperles el ritmo” a los ciclistas, no de sancionarles.

hdr

Tanto en la Guía como en los nuevos 13 planos explicativos que se encuentran ya expuestos en las diversas entradas del parque, se explican detalladamente las normas y los lugares por dónde no pueden y por dónde sí pueden circular los ciclistas. Así, en el tramo del Anillo Verde Ciclista pueden hacerlo “con preferencia frente al resto de usuarios”; En los viales asfaltados, prestando atención a otros vehículos motorizados de servicio y otros deportistas; En los caminos de firme compactado, con las precauciones adecuadas por el tipo de firme y moderando la velocidad ante “la preferencia que tienen los peatones”: En total, unos 100 km de vías consideradas como “adecuadas para los ciclistas”. 

Dónde encontrarla

La Guía ya se encuentra disponible en el Centro de Información y Educación Ambiental de la Casa de Campo, junto al Lago, y los diez mil ejemplares de la primera edición se distribuirán por los colegios de la zona, dependencias municipales y puntos de información turística. Así mismo, a lo largo de los próximos meses, fuentes municipales han confirmado la realización una campaña de reparto a los ciclistas “mano a mano” por parte de voluntarios.

dav

Las recomendaciones recogidas en esta Guía, con el objeto de “promover el correcto uso de la bici y preservar nuestras zonas verdes”, son apoyadas por la siguientes asociaciones:  A PIE Asociación de viandante; Amigos de los Caminos AMICAMI; Camineros; Pedalibre; Bicilineal; Ecologistas en Acción; GARABITAS Asociación atletas populares; Amigos de la Dehesa de la Villa; ACROLA; ARBA; Entorno Meaques Retamares; GEFREMA; Madrid, Ciudadanía y Patrimonio; GRAMA; Federación Nacional de AAVV- Asociaciones de Vecinos de: Casa de Campo-Batán-Lucero-Aluche.

13221399_241149542913362_3908420481944018470_o

(*) Alcalde Ruiz Gallardón.

por @deteibols

In this article

Join the Conversation

  • ouıdılıɟouıɟ

    Cada vez que vea a alguien caminando, patinando o corriendo por el carril bici pienso inmolarme contra él…

  • Darkwolf

    Como siempre, los abanderados de la libertad prohibiendo algo, qué raro.

    Ahora sí, las motos de la policía Municipal sí pueden hacer sus prácticas por los senderos de la Casa de Campo. Será que producen menos deterioro medioambiental y compactan menos el terreno, al igual que los grupos de runners zapateando bien el suelo. Y las gomitas que dejan los señores que se van de cruising son ecológicos y abonan el suelo.

    Señora alcaldesa deje de joder y repartirse el dinero de todos los madrileños entre familiares y amiguetes, y limpie Madrid de una puta vez.

  • Usuario

    Supongo que cuando uno se hace mayor intenta hacer su entorno a su medida, si estrés ni molestias, sin gritos ni alborotos, y construirse un entorno personalizado… pero recordemos que la sociedad joven necesita alternativas al alcohol y las drogas, sobre todo en las grandes ciudades como Madrid. La bicicleta de montaña a sacado de la depresión a muchos desempleados y alejado a jóvenes de una vida nocturna, a mi el primero. La casa de Campo es la vía de escape para esos jóvenes que se quieren revelar al modelo del botellón. Por no hablar de que pocos jóvenes pueden coger el coche e irse a la Sierra a montar en bici, los menores de 18 seguro que no. Acotar la casa de Campo y cerrar sus senderos a los ciclistas es un grave error, decisiones como esta construyen una sociedad más orientada al consumo de drogas legales y no legales.

Ir a la barra de herramientas