7421 0
7421 0

Espero que la del 2016 sea la última Fiesta de la Bicicleta. Que el formato dominical que la convierte en un inútil y pro-coche evento del casposo Museo de la Transición, desparezca, y abra paso a un concepto nuevo de integración de la bicicleta como medio de transporte en la ciudad de Madrid.

Para la edición del año que viene os propongo La BiciMAD Fiesta 2017. Bici, primero. MAD, de Madrid, segundo. Tercero, la Fiesta.

La próxima Fiesta de la Bici tiene que ser de BiciMAD, mucho más ahora, tras la municipalización del servicio. Según las previsiones, para el año que viene habrá cerca de 4000 bicicletas, puede que más. Suficientes para tomar las calles de Madrid.

La próxima BiciMAD Fiesta 2017 tiene que ser en sábado y con el tráfico abierto. Miles de abonados demuestran a diario que es posible hacerlo con una presencia infinitamente menor. Miles de modernas e-bikes animarían a un sinfín de ciclistas con bicicletas convencionales a unirse y a disfrutar de la ciudad en una mañana de sábado normal y corriente. A mayor número de bicis, mayor seguridad. Policía Municipal nos puede ayudar a regular el tráfico. No necesitamos más.

Esa soñada mañana de 2017, desde las 9 hasta las 14 horas, las bicicletas serían completamente gratuitas para los abonados y el coste podría estar subvencionado por los amables patrocinadores que, a buen seguro, no tendrían ningún inconveniente en apoyar esta original iniciativa.

Las bicicletas, los ciclistas, circularían a su libre albedrío, por el puro placer de tomar la calzada, y respetando las normas. El “circuito” vendría delimitado por el perímetro de las estaciones existentes y, además, habría camiones de distribución repartidos por toda la ciudad que harían las veces de lanzadera y “coche escoba”. Los participantes llegarían andando o en transporte público y no habría ningún problema se seguridad ni de invasión de aceras a la vuelta.

Con el nuevo formato, los niños dejarían de ser los protagonistas, por un día. Hay que evolucionar. Existen otras muchas marchas organizadas por asociaciones ciclistas y vecinales que cubren de sobra esta demanda familiar. El nuevo objetivo sería hacer creer a los potenciales ciclistas urbanos, desde los catorce años que marca la normativa de BiciMAD, que esta pequeña revolución de Movilidad Sostenible puede repetirse cualquier día de la semana conforme vaya llegando la extensión a todos los distritos.

Dos mensajes, por encima de todo. Que la bicicleta puede integrase masivamente entre el tráfico si hay un apoyo decidido por parte del Ayuntamiento de Madrid, y que no vamos a darle nunca más el gustazo al coche de circular con el tráfico cortado y en domingo. Somos tráfico. Somos ciudadanos de pleno derecho.

Se acabó la Fiesta de la Bicicleta. Bienvenida La BiciMAD Fiesta 2017.

por @deteibols

In this article

Join the Conversation