2421 2
2421 2

Madrid, a 20 de noviembre de 2016

En el proyecto de presupuestos municipales para el año 2017, presentado hace unos días, se contempla una partida económica para adaptar el Túnel Sur de Las Tablas bajo las vías de Fuencarral, hoy un vertedero intransitable, para “conexión peatonal y ciclista con la estación de Cercanías”(*).Se trata de una vieja demanda de los vecinos, encabezada por la AAVV Las Tablas, que ha pasado por varias fases. Hacemos memoria y analizamos los inconvenientes de conducir ciclistas y peatones a una de las zonas más hostiles para la circulación y más degradadas para el paseo del distrito.

Antecedentes

Paradójicamente, la primera de las demandas vecinales fue conseguir que el túnel sur no fuera lugar de paso de las pesadas y peligrosas hormigoneras de las plantas de áridos establecidas al otro lado de la frontera. Y se consiguió. Los nuevos vecinos se protegieron de aquellos irrespetuosos monstruos solicitando que se cortara el atajo. Posteriormente, con la masiva llegada de vehículos y ante la ineficacia de los accesos proyectados para este PAU del norte, se abordó la posibilidad de que el tunelillo fuera una alternativa más a la entrada y salida del barrio. Sin embargoesta componenda se enquistó por la dificultad técnica (salidas de emergencia a la playa de la estación/ventilación forzada) y elevado coste de habilitar las condiciones de seguridad necesarias para normalizar su puesta en marcha. Durante los últimos años, este asunto ha sido la comidilla entre los vecinos y ha alimentado una posibilidad de comunicación materialmente imposible hasta que la eterna operación Castellana, bien municipal, bien DCN, se realice.

3
Túnel sur. Pintada a la izquierda: “El barrio necesita este paso”.
4
Túnel norte, el del Anillo.

Por último, y ante la ineficacia de los transportes públicos de la zona, se valoró una solución intermedia. El pasado nueve de diciembre, el Grupo Municipal Socialista instó (*) a la Junta Municipal del distrito de Fuencarral-El Pardo a que se evaluara la viabilidad del túnel para acortar los trayectos de autobuses de la EMT (T61 y futuras líneas) y discrecionales de los trabajadores. Por parte del Grupo Ahora Madrid se propuso una enmienda transaccional, que fue aceptada, en el sentido de que mientras se estudiaba esta viabilidad, se habilitara “en corto plazo” el tránsito peatonal y ciclista para “mitigar” el efecto barrera. Una faena de aliño en la que coincidieron todos nuestros representantes, pero que no tuvo demasiado en cuenta las condiciones que nos encontraremos los usuarios al ver la luz al final del ese túnel.

img_20161112_163358
Interior del túnel sur, en la actualidad.

En la actualidad existen dos túneles bajo las vías de la estación de Fuencarral que comunican Las Tablas con el resto del distrito. El norte, más corto, fue adaptado con motivo de la finalización del Anillo Verde Ciclista y es una magnífica solución de movilidad para cientos de ciclistas y la conexión más directa para los peatones que acceden masivamente desde la estación de cercanías a sus puestos de trabajo. El sur, de 375 m de longitud y  5,8 m de ancho, de llegar a habilitarse, comunicaría un barrio de urbanizaciones con piscina y pistas de pádel con una de las zonas más degradas del distrito. ¿Merece la pena ir a pasear a ninguna parte? ¿Starway to hell, ciclista(aquí, vídeo)

2

Al otro lado

Al otro lado de las vías, siguiendo el curso de la muralla que protege los límites de la inmensa estación, discurre la calle Antonio de Cabezón. Esta calle, a la que sale el túnel perpendicularmente, tiene una longitud de unos dos kilómetros y bajadas y subidas muy pronunciadas que provocan un cambio de rasante muy peligroso. Hacia la derecha, a 1km, la estación de Cercanías; Hacia la izquierda, a 1,5km, la avda. Llano Castellano. Aunque por la noche está bien iluminada, carece de marcas viales y señalización vertical en buena parte de su recorrido y la exigua acera sólo está a un lado. En esta largísima recta, no hay ni un solo semáforo. El firme está en muy mal estado debido al deterioro que producen las pesadas hormigoneras, también por la pérdida de restos de su carga, y la falta absoluta de mantenimiento. Además, se encuentra en un entorno tan hostil, que no invita ni al paseo ni a la pedalada. No se recomienda atravesar, ni con MTB, por la zona de los vertederos.

img_20161112_163051
La calle Antonio de Cabezón.
img_20161112_163243
Acceso a uno de los vertederos que da a a ermita abandonada de San Roque.
img_20161112_164239
Una de las plantas de áridos, en una calle aledaña.
img_20161112_164415
Talleres al final de la calle.

En la práctica, esta vía es utilizada, además de por las hormigoneras, como veloz atajo de los coches que quieren evitar el paso por el casco antiguo de Fuencarral para acceder a la estación de Cercanías. También, por las furgonetas de los chatarreros que tienen asentamientos tanto fuera como dentro de las instalaciones de ADIF. Por si fuera poco, hemos podido comprobar que es una excelente pista de pruebas de los vehículos que se reparan en los talleres de VW, Toyota y Mercedes Benz. En otras palabras, en estas condiciones sería una temeridad utilizar esta vía como alternativa segura de transporte en bicicleta en ambas direcciones.

img_20161112_163827Conclusión

Resultaría de todo punto irresponsable habilitar el tránsito del Túnel Sur para peatones y ciclistas en tanto no se dieran al otro lado del mismo unas mínimas condiciones de seguridad de circulación y de disfrute de la zona, al margen del proyecto de reforma de la Castellana que se acabe realizando. Y no estoy hablando de carriles bici, sino de la necesaria urbanización que toda vía pública requiere. Por si fuera poco, hay que tener en cuenta otros dos factores. Uno, inmediato. La empresa Autocines Madrid tiene previsto la apertura de sus instalaciones al final de la calle a lo largo de este mes de diciembre y, como es natural, el flujo de vehículos aumentará exponencialmente. El otro, a eterno medio plazo: BiciMAD.

6

(*) 50 mil euros/Proyecto nº 595.

(*) Propuesta nº  2015/1147202.

por @deteibols

In this article

Join the Conversation

  • Diego Atienza Arenillas

    Da igual, desde que han quitado los bolardos circulan por doquier los vehículos

  • Manuel Leal

    Yo creo que sería buena idea una entrada de vehículos por la mañana y salida por la tarde, regulado con un simple semáforo para descongestionar un poco las otras entradas/salidas.
    Tampoco estaría mal un carril bici desde el túnel hasta el Llano Castellano/Chamartín/plaza Castilla porque atravesando Fuencarral también se la juega uno bastante. Vivo por Pío XII y me encantaría poder ir a trabajar en bici pero sin jugarme la vida. Así estamos muchos, ya que hay varias empresas muy grandes en el barrio, pero es peligroso.
    Gracias