Nueva reforma del ANILLO.Los PELIGROSOS pasos ciclistas de LAS TABLAS.

Madrid, a 6 de julio de 2018.

Por Carlos Blanco @deteibols

El Ayuntamiento de Madrid acaba de anunciar la reforma del Anillo Verde Ciclista para este verano, como continuación a los trabajos iniciados a finales del año 2015, y que se encontraban paralizados por la alegación de una de las empresas concursantes. Una de las asignaturas pendientes para mejorar la seguridad de esta senda bici, que discurre por zonas peatonales, es la señalización y reforma de los pasos ciclistas que atraviesan la calzada. En el caso de Las Tablas, nos encontramos con siete pasos no semaforizados que están deficientemente señalizados, vertical y horizontalmente, y que exponen a los ciclistas a situaciones de riesgo y de absoluta indefensión en caso de accidente. Los analizamos, uno por uno, y ponemos la cámara en el salpicadero del coche. ¿Cómo nos ven los automovilistas? ¿Todos ellos reaccionarían con la prudencia y el conocimiento ciclista y de la normativa que tengo yo?

El Anillo pasa por Las Tablas

El Anillo Verde Ciclista atraviesa el barrio de Las Tablas por el túnel norte de la estación de Cercanías de Fuencarral, a la altura del punto kilométrico 60.600, y termina en el pk cero, frente al puente sobre la A-1. Como quiera que se trata de una vía ciclista del tipo “senda ciclable” o “senda bici”, discurre por aceras y otras zonas peatonales y/o verdes y, como es lógico, tiene que cruzarse continuamente con la calzada y con los vehículos que discurren por ella, provocando frecuentes situaciones de conflicto y algún que otro susto para los ciclistas que, circulando segregados de la circulación de los vehículos motorizados, se relajan. A esta relajación contribuyen muy negativamente los auriculares, que están prohibidos.

Principio y fin del Anillo, frente a la sede central del BBVA.

Por su parte, los conductores que circulan por la calzada, y que deben ceder la prioridad a los ciclistas en estos pasos, se ven sorprendidos por la irrupción de las bicicletas ante la ausencia de una señalización adecuada. Simplemente, no nos esperan. Esto ha sido así desde la terminación del Anillo en 2007 y debe solucionarse, no sólo por los usuarios habituales o de fin de semana, sino porque hay varios colegios que hacen uso de esta instalación municipal para el acompañamiento de los más pequeños en bici al cole (Bicibuses). Los niños necesitan una señalización clara que aprender y respetar y que, sobre todo, minore las carencias propias de este tipo de vías ciclistas. Sería exigible que, con la reforma que se avecina, todo el trazado del Anillo guardara uniformidad en materia de señalización de pasos ciclistas.

Algunos de estos pasos ciclistas están semaforizados (rotonda de Telefónica) y se trata tan sólo se respetar, de una y otra parte, los discos, pero otros, no. En estos casos, se hace necesaria una señalización adecuada, tanto para los ciclistas que circulan por el mencionado carril bici, como para el resto de conductores de vehículos que, circulando por la calzada, se ven sorprendidos por la irrupción de ciclistas en su trayectoria. En el barrio de Las Tablas, hemos detectado  que esta señalización no es la adecuada en los siete primeros pasos ciclistas, siendo necesario señalizarlos correctamente para que se mejoren las propias recomendaciones municipales, y se proteja la integridad de los ciclistas.

El polémico proyecto de Ordenanza de Movilidad Sostenible que ultima el Ayuntamiento de Madrid en estos días, estipula en su artículo 187.6, “Circulación en vías ciclistas y vías acondicionadas”, lo siguiente:

“En los pasos no semaforizados específicos para ciclistas, éstos tendrán prioridad sobre los demás vehículos, aunque deberán atravesarlos a una velocidad moderada y con precaución para que puedan ser detectados por el resto de vehículos y peatones”.

Así pues, prioridad de paso, velocidad moderada y precaución. ¿Queda garantizada nuestra seguridad sin una señalización adecuada? Analizamos los siete pasos comprendidos entre la salida del túnel norte y la calle Portomarín.

MI RECOMENDACIÓN:

Levantarse en la bici, hacerse visible y entrar en contacto visual con los conductores del resto de vehículos. Ver, y ser visto.

Los SIETE pasos

Paso nº 1. Salida del túnel norte.

Señalizado como paso de peatones, en ambas direcciones. El ciclista no tiene prioridad a la hora de cruzar en caso de accidente. Debería bajarse y empujar su bicicleta para cruzar como un peatón para obtenerla. En la práctica nadie se baja, ni en un sentido, ni en el otro. El rebaje del paso de peatones incita a que sea cruzado por el ciclista sin bajarse y sin aminorar la velocidad, sobre todo en sentido de bajada.

Las condiciones de visibilidad son buenas en fin de semana, sin coches aparcados, aunque el usuario ciclista ocasional se siente bastante perdido para seguir el itinerario cuando sale del túnel, o bien va en “modo deportivo”, y se sorprende. Depende de la atención del automovilista que no tiene claro si cederle, o no, el paso. A la hora de entrada al colegio Estudiantes y entre semana, la visibilidad disminuye por los coches aparcados, que no dejan ver a los niños. Fuerte pendiente en un sentido y curva a derechas en el otro que dificultan la capacidad de reacción. Desde el punto de vista del ciclista que circula por el Anillo, se advierte de peligro peatones pero no de cruce de calzada, o sea, de peligro de cruce con otros vehículos. Se propone otorgar la prioridad al ciclista, que ahora no tiene, señalizando el paso ciclista con marcas viales y poner, suficientemente adelantada, la señal P-22 en ambos sentidos de la calzada.

Pincha aquí para ver cómo se ve desde un coche.

Señal P-22

Paso nº 2. Calle del colegio Estudiantes.

El rebaje en la acera conduce al ciclista a atravesar la calzada por zona “ilegal”, perdiendo sus derechos por no hacerlo por la linea que marca el paso ciclista.

Este paso ciclista se encuentra señalizado únicamente como paso de peatones con señalización vertical en la única dirección que tiene, pero con marca vial de paso ciclista. Es un despropósito, una contradicción. Por no tener el rebaje de acera en el trazado de las marcas viales, en la práctica, los ciclistas cruzan por el paso de peatones, perdiendo cualquier tipo de prioridad que pudieran tener en caso de atropello. Es un paso ciclista, pero los conductores no lo saben porque sólo hay señalización vertical que indica paso de peatones. El ciclista tendría prioridad si cruzara, tras hacer “el cabra”, por las marcas viales. Habría que rebajar el bordillo y convertirlo en un paso ciclista habilitado. También, reforzar la señalización vertical con la P-22 adelantada unos metros, ya que, si bien por la izquierda es en subida y circulan a paso peatonal, en bajada, los ciclistas salen por la derecha sorpresivamente, y esto habría que advertirlo.

Pincha aquí para ver el punto de vista del automovilista.

Paso nº 3. Rodilla.

Al fondo, a la derecha, el establecimiento Rodilla.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Se trata de un cruce muy transitado en ambas direcciones, por ser la entrada al barrio desde la carretera de Fuencarral a Alcobendas, dar acceso a los polígonos de la calle Isabel Colbrand y ser salida hacia Telefónica. Además, el acceso al colegio Estudiantes y la maniobra de entrada y salida de sus autobuses escolares, complica mucho la circulación y fomenta la doble fila. La señalización vertical y las marcas viales son las adecuadas para los ciclistas, aunque, genéricamente, sólo avisan de la presencia de peatones, y no de cruce con otros vehículos. Deben equipararse los trazados en el pavimento, ya que, como vemos en la foto, los ciclistas cruzan por la zona de peatones, en vez de por la de ciclistas, y viceversa. Para complicar el asunto, la señalización en la calzada, tan sólo indica que, en por ese cruce, únicamente cruzan peatones, y no veloces ciclistas. Esta ausencia de señalización está en ambas direcciones y las que indican “zona escolar” dan lugar a confusión. 

Se propone la colocación de señales P-22 con la suficiente antelación para que los conductores que circulen por la calzada estén advertidos de la presencia de ciclistas. La siguiente combinación de señales, colocada en otras partes del Anillo, nos parece muy adecuada.

Pincha aquí para ver el punto de vista del automovilista.

Paso nº 4. La Caixa.

La señalización vertical y las marcas viales son correctas. Sin embargo, faltan las señales verticales de advertencia de paso de ciclistas. Se propone colocar las señales de advertencia de paso de ciclistas a ambos lados con la suficiente antelación.

Pincha aquí para ver el punto de vista del automovilista.

Paso nº 5. Colegio Blas de Lezo.

De similares características al paso anterior.

Pincha aquí para ver el punto de vista del automovilista.

Paso nº 6. PK 62/Blas de Lezo.

De similares características a los dos anteriores.

Pincha aquí para ver el punto de vista del automovilista.

Paso nº 7. Doble. Calle Portomarín.

Este paso doble es un despropósito, ya que la señalización de las marcas viales alterna los trazados de paso de los peatones con los de los ciclistas. Además de rehacerse las marcas viales dando continuidad a los trazados, habría que colocar P-22 a ambos lados de los dos cruces. Incluso, algún badén antes de la curva.

Pincha aquí para ver el punto de vista del automovilista.

Texto, fotos y vídeos por Carlos Blanco @deteibols

Escrito por
deteibols
Ver todos sus artículos
Responder

Escrito por deteibols