Entrevista con Manu Campa

Un amigo común nos puso en contacto y decidí proponerle una entrevista, la verdad es que todo lo que me habían contado sobre Manu Campa me hizo poner el listón muy alto… Y se quedaron cortos. Amable, simpático, cercano, verdaderamente apasionado con las bicis y el ciclismo urbano, no evitó ninguna pregunta, no se escondió a la hora de reconocer nada y lo más importante me abrió las puertas de su estudio y me contó todo lo que quise saber y mucho más. Dos horas largas de historias y anécdotas rodeado de sus cuadros y apenas cinco preguntas que intentaré transcribir para que le conozcamos un poquito mejor.

Su primera bici, como casi todos los de nuestra generación, fue una bicicross azul heredada de un primo mayor, pero su verdadera afición por las bicis viene desde cuando realizó su beca Erasmus en Holanda en 2006. Como buen estudiante de Bellas Artes empezó a pintar sus bicis y las de sus amigos y siguió reparándolas. En Holanda es fácil aficionarse a las bicis, de hecho, en aquella época llegó a tener hasta 5 bicis, aunque sólo pudo volver con una a Madrid.

Pero como todos sabemos, una vez se te mete «el bicho» dentro no lo dejas, así que desde su vuelta, Manu compaginó primero estudios y luego trabajo con su pasión por la bicicleta. Si tenía que preparar un proyecto de escultura en la carrera de Bellas Artes que estaba cursando, restauraba una bici. Si más tarde, mientras pintaba retratos a familiares y amigos para ganarse la vida, quería montar una exposición, pues la hacía sobre bicicletas. De hecho hace poco expuso en La Bicicleta Café, Bike For Life, de la que apenas le queda un cuadro del éxito que tuvo. A día de hoy es de los pocos afortunados pintores que puede vivir de sus cuadros, pinta paisajes urbanos, con un estilo figurativo y un manejo de los colores excelente, muy particular.

Es con la restauración de bicis con lo que percibo que Manu disfruta como un niño. Además de su bicicleta de uso diario (una Zeus fuxia de los 90), en su estudio pude ver 4 cuadros en proceso, ruedas, una caja con componentes… Si bien es verdad que no hace el todo el proceso él solo porque siempre acaba rematando con la ayuda de las tiendas del centro, ayuda a amigos con bicicletas antiguas y cuando visita algún pueblo no se corta en preguntar a la gente si tienen algún hierro para darle. A partir de ahí, de cuadros completamente oxidados, mucha lija, mano de pintura e intentar mantener la bici lo más original posible, y que sirva para andar. Al final intenta utilizar las 7 o 8 bicicletas que tiene y el poder pedalear con ellas implica que la bici tiene que ser completamente operativa, segura y fiable.

Cuando le preguntas por la bicicleta como medio de transporte Campa tiene también las cosas muy claras y no se esconde: se mueve a todo en bici «con excepciones». Excepciones lógicas como cuando no vas solo, o te desplazas a las afueras de Madrid a ver a la familia. No por una cuestión de distancia, sino más bien por el terreno y carreteras que tienes que cruzar para ir a según que sitios. Aunque si le aprietas un poquito con la ruta cambia la cara y se nota como se plantea la posibilidad de probar algún día a realizar ese trayecto en bicicleta. Y en temas de movilidad también lo tiene clarísimo, aboga por el respeto mutuo entre conductores y ciclistas y reconoce que no siempre los ciclistas damos buena imagen, todo un ejercicio de autocrítica que viene muy bien hoy en día. Intentar no saltarse un semáforo para no ensuciar la imagen de los ciclistas así como evitar discusiones es tener muy presente el papel que desempeñamos todos aquellos que nos movemos en bici en el futuro de esta como medio de transporte. Por eso mismo, dado que también da clases de fotografía, le pedí un par de consejos para una ficticia clase de bicicleta. Aunque le sorprendió, su respuesta fue clara: Adaptarse al tráfico y recuperar la bici de tu abuelo.

En definitiva, todo un placer haberle conocido, ver sus obras y si estáis interesados en ver sus fotos, cuadros, exposiciones, o contactar con el para lo que sea, tened por seguro que os recibirá con una sonrisa.

Para más información: manucampa.com | manu campa a sus anchas | manu campa en Pinterest