4781 11

Hace ya unas semanas, cuando en Madrid empezaba a apretar el calor estival en una de las primeras olas de calor de este año, volvía a casa por mi ruta habitual (Paseo del Prado, Castellana…) cuando, a la altura de Cibeles, veo a un ciclista circulando por el carril bus. Le doy alcance, le observo, me mira, llegamos parejos al primer semáforo de Paseo del Prado que, se salta (no venían coches), para continuar después por la acera a la altura de la Biblioteca Nacional (ese tramo que se estrecha antes de Colón que, la verdad, es bastante incómodo), bajar a la calzada y saltarse el semáforo del cruce con Jorge Juan.

Habitualmente no me da por “hacer de Spiderman” ciclista… Pero esta vez decidí “saludar” a este compañero ciclista. Aprieto un poco y le alcanzo a la altura de las oficinas centrales de Deutsche Bank aproximadamente. La conversación transcurrió, más o menos, de la siguiente manera:

  • Yo: “¡Hola! ¿qué tal?” (tengo que decir que llegaba jadeando un poco porque después de saltarse los dos semáforos me sacaba bastante distancia)
  • Ciclista: (Sorprendido) “Bien… Bueno… ya ves, un poco jodido por tener que ir por aquí…” (Pensaba que iba a hacer referencia al calor, pero entiendo que se refería a la calzada)
  • Yo: “¿Sabes que te has saltado dos semáforos, circulado por el carril bus y por la acera?”
  • Ciclista: (Más sorprendido todavía) “Si, claro… Con la bici… En Paris con la bici…”
  • Yo: “Ya, ya. He estado en París. Pero esto no es París y hay que respetar las normas que tenemos…”
  • Ciclista: (De sorprendido a indignado) “Espera un momento… ¿Me estás echando la bronca?”
  • Yo: “Si, claro…”
  • Ciclista: (Ya realmente indignado) “¿Tú que montas en bici me estás echando la bronca?”
  • Yo: “Hombre, es que nosotros debemos ser los primeros en respetar las normas si queremos que los coches las respeten”
  • Ciclista: “¡No me compares!”
  • Yo: “A ver, luego querrás que un coche no se salte semáforos, respete la distancia, señalice…”
  • Ciclista: “¡No tiene nada que ver un coche con una bicicleta! Y en París las bicis…”
  • Yo: “Evidentemente no, pero las normas que tenemos son para todos, si tú te las saltas quién te dice que un coche no se las pueda saltar…”. En este momento ya estábamos en la plaza de Gregorio Marañón, había tráfico que giraba hacia María de Molina y la situación era un poco compleja, con otro ciclista y un semáforo a punto de ponerse en verde (que también se saltó mi “amigo”). Total que me gana otra vez unos metros, pero como yo ya iba encendido por el “debate”, volví a apretar para cogerle.
  • Ciclista: “¡Estás muy equivocado! ¡No puedes comparar una bicicleta con un coche!”
  • Yo: “Claro que no, pero las normas…”
  • Ciclista: “¡Estás muy equivocado!” Mientras se mete por el paso de cebra frente al Museo de Ciencias Naturales, sin bajar de la bici, acelerando, para, supongo ir hacia Ríos Rosas… Y así es donde terminó este debate.

Mis amigos me dicen que hago muy bien llamando la atención a ciclistas, pero que me arriesgo a que un día a uno se le cruce un cable y me agreda. La verdad es que eso no me da miedo. No por nada, pero confío en la gente y en su educación… Y creo que un incidente así no se da así porque sí. Y yo siempre me dirijo a la gente con educación y respeto.

Pero independientemente de mi integridad física, este debate me llamó la atención acerca del encabezonamiento de algunos. Y no me refiero al carril bici que, entiendo, a este señor le gustaría disfrutar para no tener que “sufrir” los semáforos ni el tráfico. Me refiero a la justificación que hace de sus infracciones y su postura de “no soy yo, son los demás los que se equivocan”.

Y es que no es una cuestión de lo que se hace en otras ciudades, la clave tampoco es si un coche son toneladas de acero peligrosas para nuestra integridad, es una cuestión de educación, respeto por los demás (que sí están cumpliendo las normas) y convivencia. Nos guste o no, estemos a favor de la calzada o el carril bici, no podemos poner el grito en el cielo si un coche no señaliza un giro, no respeta un ceda o bien no nos ve al entrar en una rotonda… Y luego ser nosotros los que atravesamos la ciudad por donde nos da la gana pensando que esas normas son para otros. Una pena.

In this article

Join the Conversation

  • Bien hecho

  • Totalmente de acuerdo contigo, haces muy bien. A mi me da un poco de vergüenza eso de “echar la bronca”, pero cualquier día me animo a ello!

  • Itrio

    Hay un problema de fondo. La mayoría de normas y de infraestructuras viarias están pensadas para los coches. ¿Cuantos peatones sólo cruzan por pasos de cebra, semáforos o esquinas? ¿Cuantos se saltan semáforos porque ven de sobra que no viene nadie? ¿Cuantos van andando por la calzada en calles sin apenas tráfico a pesar de que haya aceras? ¿Cuantos respetan la normativa municipal de Madrid de no correr por la calle?

    La bici no es un vehículo como un coche, por mucho que la dgt las clasifique así, en muchas circunstancias es más similar en comportamiento a un peatón (aunque no vaya andando). Esto no justifica el hecho de saltarse las normas, pero creo que lo que habría que hacer es flexibilizarlas para las bicicletas y dejar de empecinarse en que ‘son vehículos’, como si eso significase algo.

    • Estamos de acuerdo Itrio, ahora, que la bicicleta no es un vehículo como un coche pero sí es un vehículo… y aunque en determinadas cosas pueda parecerse a un peatón, es como decir que un coche en determinadas cosas se parece a un camión y un camión en determinadas cosas a un tren.

      La bicicleta puede llegar a ser peligrosa para los peatones, igual que el coche puede llegar a ser peligroso para los ciclistas.

      Habría que adaptar las normas, correcto: Semáforos peatonales y de cruce con luces ámbar para bicicletas, carriles bici en contradirección en determinadas calles de un solo sentido… Luchemos por eso, pero no haciendo cada uno la guerra por su cuenta y en función de lo que le convenga para su ruta ese día.

      • Itrio

        Es que un coche se parece a un camión en determinadas cosas y un camión a un tren. Todo son vehículos pero cada uno tiene sus normas propias, nadie se empecina en que un camión se comporte como un coche. No como con la bicicleta, que cada vez hay más gente repitiendo el mantra de que ‘es un vehículo’ y tiene que hacer todo como si fuese un coche.

        Cada vez que alguien dice eso de que ‘la bicicleta puede ser peligrosa para los peatones’, le digo lo mismo: Dame los datos de atropellos de ciclistas a peatones.

        Que sí, que entiendo que si vas andando mirando al móvil y te pasa una bici cerca, te lleves un susto, pero eso no justifica nada.

        La bici y los peatones pueden compartir espacio, teniendo en cuenta que, al ser espacio compartido, no es un circuito y hay que ir con cuidado y respetando a los demás, vayan andando, en bici o con patines.

        A mi no me gusta segregar, ni conceder exclusividad de uso a ningún grupo, ni en zonas peatonales, ni en calzada, a menos que esté muy justificado (p.ej. el carril bus, me parece lógico priorizar el transporte colectivo)

    • JJ Marquez

      Estoy de acuerdo. Para que la bici sea eficaz en la ciudad tiene que tener algunas normas diferentes (a peatones y a vehículos de motor). Y una forma de cambiarlas (como en otros ámbitos) es haciendo ver que no cumpliendolas no pones a nadie en peligro. Cuidado no hablo de hacer el “salvaje”, “macarra”, “chulo”, etc. Que levante la mano el que cumpla todas las leyes a todos los niveles (y no digo por desconocimiento). Las normas las hacen personas y tienen que ir cambiando continuamente, y si tenemos que confiar solo en que los políticos las presenten, estamos jodidos. Entiendo que hay leyes que no admiten discusión, pero este no es el caso.

  • Karel

    Tienes toda la razón del mundo Itrio, está claro que hay que ser respetuoso siempre pero… en ningún momento se piensa en un vehículo como la bicicleta cuando se diseñan las carreteras o la ordenación del tráfico, absolutamente todas las intersecciones reguladas con semáforas están pensadas únicamente para los vehículos a motor, y luego como la bicicleta es considerada igual pues que se las apañen… Y un aspecto aún más importante es el de la seguridad en dichas intersecciones, una bicicleta parada en un semáforo con 20 coches esperando detrás deseando que el semáforo se ponga en verde para acelerar como locos… sinceramente, es mucho más seguro saltárselo siempre que sea de una forma segura y no se comprometa la seguridad de nadie más, otra cosa muy distinta es saltárselo por placer. De todas formas, no entiendo que se exijan las mismas normas para un coche que para una bici cuando no se tiene en cuenta a la bici para nada a la hora de planificar el tráfico y, las cosas como son, vamos por la calzada o acera porque no hay otro sitio, si hubiera un carril bici segregado del tráfico y seguro estaría encantado de utilizarlo y no “entorpecer” más la circulación. Hablo tanto como ciclista como automovilista, ya que también tengo coche y lo utlilizo a menudo, y lo veo desde ambos puntos de vista.

  • Jorge Alberto Chacon Latorre

    Me parece muy logico y correcto que se le llame la tension, sino nunca los ciclistas seremos respetados, y para que te respeten primero hay que respetar. Las normas en las ciudades son para todos , transeuntes y vehiculos, las ciudades son de todos contribuyamos es muy poco esfuerzo. Jorge

  • JohnFraser

    Pues aqui en Valencia yo suelo ir en bici por el centro del carril bus en las grandes vias aunque esta prohibido (siendo reservado para los buses, taxis, y motos). Veo esta norma como absurda y un peligro para los ciclistas. Me parece que la policía local también ve esta norma como estúpida porque en más de cinco años circulando por el carril autobús ningún policía nunca me ha dicho nada.

  • Pingback: Las normas nomás – Alertaciclista()

  • Adrián Tinoco Herrero

    Tienes razón, pero no veas el miedo que da a veces ponerte con los coches…
    Al fin y al cabo hablamos de un riesgo muy cercano… Cuando estuve en Berlin me dio muchísima envidia la verdad.