2159 2
2159 2
(NdR: Al final del texto se incluye respuesta del  Dtor. Gral. de Gestíón y Vigilancia de la Circulación)
Actualizado a 23/02/2017
Madrid, a 12 de diciembre de 2016.
Sr. Delegado de Área de Gobierno de Salud. Seguridad y Emergencias, Javier Barbero.
Me pongo en contacto con usted para hacerle partícipe de mi indignación por la laxitud con que la Policía Municipal y Agentes de Movilidad bajo su mando hacen cumplir el artículo 39 de la Ordenanza de Movilidad vigente en cuanto a la circulación de bicicletas por las aceras y zonas peatonales. Me permito recordarle, que el mencionado artículo indica que “salvo en zonas habilitadas al efecto, se prohíbe la circulación de bicicletas por las aceras y demás zonas peatonales”. Como usted sabrá, los ciclistas urbanos que cumplimos la Ordenanza denominamos, despectivamente, a estos incívicos ciudadanos como cicleatones.
Existen zonas céntricas peatonales muy concurridas, no siempre debidamente señalizadas, como las calles Fuencarral, Arenal, Montera, Preciados, Cuesta de Moyano o la mismísima Puerta del Sol, en las que las bicicletas, tanto privadas como del servicio público BiciMAD, circulan tan a su antojo que las están haciendo suyas y convirtiendo, por el ilegal uso diario, en virtuales corredores de paso que legitiman el denominado cicleatonismo. No creo necesario recordar el enorme esfuerzo que ha supuesto para los anteriores gobernantes municipales esta reconquista peatonal del Centro y la gran aceptación que acaban teniendo, una vez superado el griterío, este tipo de arriesgadas decisiones.
En el caso de la Gran Vía o la plaza del Callao, en estos días se está dando la paradoja de que mientras se están poniendo en práctica medidas para ampliar provisionalmente las aceras, impidiendo incluso aparcar a las motos, sin embargo, no se persigue el rampante cicleatonismo por parte de los muchos agentes municipales apostados en la zona y encargados, mucho más en estos días, de velar por una correcta Movilidad. Indignante es el caso de los agentes de Policía Municipal destacados en la oficina de Atención al Ciudadano de la calle Montera que ven pasar los bólidos por su puerta sin inmutarse y, por tanto, sin cumplir con su obligación. Eso, lamentablemente, legitima el cicleatonismo ante el resto de los madrileños y turistas.
De continuarse con esta tolerancia, y de aumentar el uso de la bicicleta como medio de transporte en la zona centro, gracias también a las anunciadas extensiones de las APRs, puede llegar a darse el caso de que estas céntricas zonas peatonales acaben siendo dominadas por las bicicletas en detrimento de los peatones, lo que no parece, aunque a veces lo dudo por la falta de contundencia, el objetivo que persigue este Ayuntamiento.
Por todo lo cual, le exijo haga cumplir la Ordenanza de Movilidad en tan estratégicas zonas, haciendo extensivo el cumplimiento de la misma al resto de las aceras y zonas peatonales del resto de la Ciudad de Madrid. Así mismo, le pido que inste mediante informes a los departamentos correspondientes a la colocación de señales de prohibición de circulación de bicicletas y de indicación de que hay que poner pie a tierra, y por lo tanto, convertirse en peatón, para convivir en armonía con el resto de peatones. Armonía que, aprovecho para reclamarlo, se quiebra en no pocas ocasiones por la celeridad con que circulan los vehículos a motor autorizados para carga y descarga. Porque, Sr. Barbero, a ver si vamos a perseguir a los cicleatones y vamos dejar campar a sus anchas a los cochistas, dando con ello argumentos, torpes y reduccionistas, a los ciclistas defensores de la circulación por las aceras.
El peatón, Sr, Barbero, es un rey aún sin corona. Hoy en día, no sólo debe defender con uñas y dientes lo ganado al coche, sino reconquistar lo perdido en todos estos años a costa de intolerantes y carpetovetónicos politicos.Y no es tolerable que mientras que se lucha, encarnizadamente y en los tribunales, contra ese usurpador de espacios urbanos que es el coche, por inoperancia, usted dirá, se vuelva a abrir la puerta a un enfrentamiento entre ciclistas y peatones que, bueno es recordar, provocaron los gobernantes anteriores diseñando docenas de inútiles aceras bicis y dando carta blanca al apestoso depredador. Y siguen.
img_20161202_102101
Atentamente,
Carlos Blanco @deteibols
NOTA: El contenido de esta publicación ha sido trasladado al delegado por correo electrónico.
RESPUESTA DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

Madrid, a 15 de febrero de 2017

Estimado/a señor/señora BLANCO:

En relación con su escrito de 19 de diciembre de 2016, referente a la problemática que generan los ciclistas que invaden aceras y zonas peatonales, le indico, en primer lugar que compartimos plenamente la preocupación que Vd. manifiesta y le informamos que ya se han dado instrucciones para que en particular los Agentes de Movilidad incidan sobre esta problemática, informando y denunciando las incidencias que observen sobre la materia que nos ocupa.
En lo referente a las actuaciones que se llevan a cabo desde esta Dirección General en relación a las infracciones que cometen los ciclistas, le informo que se ha puesto en marcha, una Campaña de Vigilancia y Control de infracciones por uso indebido de los carriles reservados para la circulación de bicicletas y de exceso de velocidad.
Se controlarán todos los vehículos que a juicio de los Agentes superen las velocidades limitadas en los carriles reservados para bicicletas (carriles 30), así como, a todos aquellos conductores de bicicletas que hagan un uso indebido de estos carriles y del resto de las vías y aceras. Especialmente no respetar los semáforos y pasos de peatones; circular por las aceras, etc.
Por otro lado, para la adopción de medidas como registro de bicicletas, matrícula en el vehículo, o cuales otras que puedan regular en alguna medida la forma de cómo circular por la ciudad, el Ayuntamiento está supeditado a la normativa estatal. No obstante, el Ayuntamiento ha marcado como prioridad la concienciación y la información ciudadana y la corrección de las conductas infractoras, incrementando las intervenciones en vía pública a ciclistas por el incumplimiento de la normativa municipal, durante el año 2016 se han controlado 11.808 bicicletas.
En todo caso, se seguirá dedicando el mayor de los esfuerzos por parte del colectivo del Cuerpo de Agentes de Movilidad para corregir estos acontecimientos desafortunados.
Aprovechamos esta oportunidad para agradecerle la utilización del Sistema de Sugerencias y Reclamaciones, le reiteramos nuestras más sinceras disculpas y le agradecemos su interés en la mejora de los servicios públicos prestados.
Atentamente,

Francisco José López Carmona
Director General de Gestión y Vigilancia de la Circulación

In this article

Join the Conversation

  • svnalk

    Voy por mi ciudad en bici,en la calzada donde hay calzada,en calles peatonales cuando son calles peatonales,me salto los semáforos en la calzada,nunca voy por los carriles bicis,cuando la calle esta concurrida,me bajo y voy andando,si esta medio vacia,voy montado,soy cuidadoso y no avasallo a nadie.No quiero activistas de la bici,son unos pesados,me quieren encajonar,meterme en sus normas,quitarme el espacio de libertad que me permite mi bici,de tener un vehiculo para todo,de los que pretenden una ciudad sostenible a su manera.La bici era la reina de las calles cuando los coches eran prohibitivos para el bolsillo de la mayoria,era el mundo de los tranvias,los trenes y las bicis.cuando llegaron los coches para todos eso se acabó.Si la gente cambia el chip,las bicis seran de nuevo las dueñas de la ciudad pero no seais tan pesados.

    • @deteibols

      Curiosa manera de interpretar la convivencia. Esperaremos a que cambie el chip bajo un árbol.