2715 0
2715 0

Este es un concepto que existe desde hace muchos años, que se ha compartido y analizado en multitud de ocasiones, pero creo que no está demás refrescar la memoria.

Piramide-final

Primer parámetro: La preferencia

Tienen preferencia los peatones. Como ciclistas es algo que nunca debemos olvidar. Por eso, en la acera debemos convertirnos en uno de ellos barjándonos de la bici. Pero si queremos circular por la acera (siempre que la normativa nos lo permita) debemos hacerlo a una velocidad reducida, similar a la del peatón.

La movilidad según la eficiencia

Tengo la suerte de que en mi trabajo aconsejo a muchas personas al día para elegir la mejor bici generalemente para un uso de ocio y, de paso, tratar de convencerles de lo eficiente que es utilizarla como medio de transporte. Y es que la bicicleta es el medio de transporte más eficiente de todos y con diferencia.

Bikes_Most_Efficient.png.662x0_q100_crop-scale

La movilidad según el coste

Si un medio de transporte no es eficiente, presuponemos que es deficiente. Bueno, como siempre esto tiene matices. Hay parámetros que dentro de la movilidad urbana se pueden tener en cuenta y que hacen de un medio de transporte costoso, el más eficiente para ese momento.

Hay por ejemplo servicios públicos como policía, atención médica o bomberos, y privados, como logística y comerciales que necesitan del coche para asegurar un rendimiento óptimo. También hay situaciones personales que implican el uso del coche.

La clave para optimizar la movilidad de todos, es determinar, de manera personal y responsable, el medio de transporte adecuado para cada situación y no usar el coche de manera recurrente y, casi, obligatoria. Y aquí es donde podemos recurrir a la pirámide de movilidad urbana y calcular tiempos con ayuda de aplicaciones como Google Maps, que ya nos dan itinerarios teniendo en cuenta si vamos andando, en bici, en transporte público o en coche.

La movilidad como cadena “alimentaria”

El pez grande se come al chico. En la cadena alimentaria lo relevante es el viaje de nutrientes de una especie a otra. En este caso, sin transporte de nutrientes, hablamos de sobre quién recae todo el peso de la inseguridad, qué medio de transporte roba más espacio al siguiente en la cadena y como de esa manera se establece una hegemonía.

Pero claro, si en una comunidad “biológica”, eliminas una especie, las siguientes en la cadena se ven gravemente afectadas. Por eso desde aquí siempre defenderemos que no se puede eliminar ningún elemento de la pirámide, simplemente priorizar y optimizar para que ninguna “especie” fagocite a otra.

Fuente gráfico pirámide: Bicivilizate.com
Fuente gráfico eficiencia: Ecoosfera.com

In this article

Join the Conversation